Warning: Declaration of Description_Walker::start_el(&$output, $item, $depth, $args) should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = Array, $id = 0) in /www/eliassoso.com.ar/htdocs/wp-content/themes/elias-soso/functions.php on line 268
2013: Un año de oportunidades | Elías Soso

2013: Un año de oportunidades

2013, un año de oportunidades.
El 2012 termina. Ha sido un año difícil, incluso para la Argentina. Pero el 2013 será mejor, tenemos varias razones para pensarlo y ser optimistas.

La economía mundial atraviesa desde hace ya cinco años una etapa de crisis sistémica, con alta incertidumbre y relativo estancamiento económico; una situación que sin dudas sería más decepcionante aún si no fuera por el aporte creciente de las economías emergentes, cuyo desempeño económico ha permitido compensar parcialmente la contracción de las economías mayormente desarrolladas.

Este cuadro, en sus trazos gruesos, continuará durante los próximos años, habida cuenta de que no se avizoran atisbos de solución en el corto y mediano plazo.

Pero si el 2012 se presentó como un año particularmente complicado, comparable con lo acontecido en 2009, el 2013 nos deparará, a nivel global, un escenario levemente superior. No para Europa, que seguirá estancada, o incluso se contraerá más; pero si para Estados Unidos y Japón.

La nota positiva la darán nuevamente las economías en desarrollo, algunas de ellas de especial importancia para nuestro País, por las relaciones comerciales que mantenemos con ellas, como es el caso de Brasil y China. Se espera que Brasil crezca en 2013 un 3,8%, gracias a políticas de estímulo al consumo y la inversión; y China, se espera que haga lo propio creciendo un 8%, una tasa inferior a la que nos tiene acostumbrados en las últimas décadas, pero alta en términos internacionales. Por otra parte, los precios de los commodities probablemente mantengan niveles elevados como los actuales, lo cual constituye un elemento adicional de optimismo por los beneficios que ello supone para nuestras exportaciones.

Así, si la economía mundial no colapsa y las economías centrales de Occidente no agudizan su crisis insistiendo en políticas de ajuste, tan ineficientes como contractivas, la economía internacional podrá crecer un 3% y los flujos comerciales alrededor de un 4,5%.

¿Y 2012 en la Argentina Qué?

Nuestra economía también tuvo un año difícil. En 2012 se desaceleró, bajando pronunciadamente su ritmo de crecimiento. Como era de esperar, no podía quedar ajena a los efectos contractivos de la crisis mundial, especialmente de la desaceleración de Brasil y su impacto sobre nuestras exportaciones manufactureras. Pero también sumamos condimentos autóctonos.

Después de un crecimiento económico inesperadamente elevado durante 2010 y 2011, las importaciones crecieron a un ritmo peligroso para nuestras cuentas externas, la importación de energía fue un ejemplo patente de aquello.

Paralelamente, la aceleración de la fuga de capitales, las crecientes remesas de utilidades por parte de las empresas extranjeras, y los compromisos de deuda externa que debíamos atender durante el corriente 2012, sembraron el temor de un regreso a la restricción externa de dólares que tanto daño nos hiciera en otras épocas de nuestra historia.

Para evitar un desenlace como el temido se inició un camino marcado por la aplicación de políticas de sustitución de importaciones y exportaciones, por la protección de la producción nacional, y por la recuperación definitiva de la soberanía monetaria. Estas políticas, aunque necesarias e imprescindibles, por su naturaleza requieren varios años para desenvolverse, y producen en la transición tensiones e ineficiencias.

Así, la concurrencia de factores externos e internos nos dejaron un 2012 que esquivó la crisis, pero también sacrificó buena parte del crecimiento que veníamos registrando.

¿Y en 2013? Con:

  • Las condiciones de borde internacionales que describimos más arriba;
  • Con el impacto positivo que generará la mejora en la cosecha agrícola,
  • Con la recuperación prevista de la demanda externa (especialmente de Brasil);
  • Sin problemas en corto plazo con nuestras cuentas externas (superávit comercial superior a los 10.000 millones de dólares, compromisos de deuda externa manejables, y regulada la fuga de capitales);
  • Y, fundamentalmente, con el impulso de la demanda interna de consumo e inversión, y la consiguiente expansión de nuestro mercado;

La economía nacional tiene que retomar la senda del crecimiento económico, en torno al 5% anual para el año que se avecina. ¿Esto resolverá todos nuestros problemas? Desde ya que no. Crecer no es lo mismo que desarrollarse; y en esta última materia tenemos camino por recorrer: mejor distribución del ingreso, reforma tributaria, infraestructura de transporte, mayor desarrollo y autosuficiencia energética, menor volatilidad de precios, menor concentración económica, mayor financiamiento para la producción y el empleo, etc.

Pero mucho hemos hecho, y volver a crecer con un escenario internacional crítico pero menos estancado, nos dará la posibilidad de continuar la senda del desarrollo económico con integración política y justicia social.

Etiquetas: , ,



Ir Arriba ↑
  • Twitter


  • Multimedia

    Navegador no compatible

  • Newsletter

    Reciba las novedades de Elias Soso en su casilla de correo.

  • 75º Aniversario Acuerdo Marco AER Alquileres Arturo Frondizi Calle San Luis CAME CCCA Centro de Rosario Centros Comerciales a Cielo Abierto Confederación Argentina de la Mediana Empresa Elías Soso EPE Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto Feriados Puente Homenaje a Elías Soso Ley de Abastecimiento Monumento a la Bandera Negocios Osvaldo Cornide Rosario Ventas Vicepresidente 1º
  • Archivo