Warning: Declaration of Description_Walker::start_el(&$output, $item, $depth, $args) should be compatible with Walker_Nav_Menu::start_el(&$output, $item, $depth = 0, $args = Array, $id = 0) in /www/eliassoso.com.ar/htdocs/wp-content/themes/elias-soso/functions.php on line 0
Opinión Económica 2012/2013 | Elías Soso

Opinión Económica 2012/2013

Crecimiento de Argentina en 2013.
Sin apego a “vender humo”, estamos esperanzados en que el año 2013 presente una semblanza general mejor que la verificada durante 2012.

Varios resortes afectaron la economía durante 2012: los “ruidos” suscitados en el mercado de cambios a finales de 2011; la desaceleración de la actividad en Brasil, lo que nos influye; la sequía que se dio en el agro, con sus repercusiones; determinadas tensiones iniciales relativas a las medidas de intervención en las importaciones que depararon en el arranque cierta incertidumbre; la demora en el cierre de las paritarias.

Durante el segundo trimestre de 2012, la desaceleración se tornó clara. En el plano nacional, la política fiscal, con el respaldo del Banco Central, pegó un giro más contracíclico y ayudó a colocarle piso al aminoramiento del ritmo de actividad.

Ya en la segunda parte de 2012, fueron asomando signos, aunque de manera trabajosa y no sin altibajos, que despuntan la posibilidad de una mejoría. El propio consumo pareció tonificarse algo, y las ventas navideñas reflejarían en parte ese fenómeno.

De cara al 2013, en tanto pudiera afirmarse la economía brasileña, y contando con una situación mas airosa en lo que atañe al aporte de la soja y afines, el ciclo económico nacional tiene chances de levantarse, lo cual, asimismo, podría servir de aliciente para la inversión. De paso, con una mayor disponibilidad de divisas, se vería más facilitada la reacción del sector industrial. Es importante que todo esto redunde en una tonificación del mercado de trabajo.

Estamos conscientes de que “no todo son rosas”. Lo más probable es que ya no contemos con el crecimiento vertiginoso de años atrás. Además, observamos atentamente algunas presiones de orden costista que generan inquietud. Por ejemplo, los aumentos de impuestos y tasas en las jurisdicciones provinciales y municipales, los aumentos tarifarios en distintos servicios, y los mismos aumentos que de modo perentorio ya se han producido en las primas de las ART.

También pensamos en la conveniencia de avanzar hacia una mayor racionalidad en torno a la legítima puja distributiva. Esto, sabiendo que los salarios constituyen el bastión del consumo, clave para la expansión de la economía y del mercado interno. Pero, también hay involucrada una dimensión de costo que no puede escapar a una ponderación razonable de su incidencia, en especial en el caso de las PyMEs.

A su vez, preocupa el proceso de apreciación real del tipo de cambio, porque esta variable, sin conformar el único factor de competitividad, es, sí, una palanca básica crucial. Obviamente, no cabe por diversos motivos, una corrección súbita y fuerte. Las autoridades, por su lado, decidieron elevar el ritmo de las minidevaluaciones, haciéndose eco probablemente de cierta preocupación. Sería importante, entonces, examinar la posibilidad que, dentro de un armado más general, una aceleración algo mayor de aquél permita ir recuperando dosificadamente paridad real sin consecuencias irritantes.

Además, cuando más se afirmen las señales de mejoría, cierta incertidumbre aun operante en las expectativas empresarias, podría irse acotando, con beneficio para el esfuerzo inversor y para la propia consolidación de la mejora. Justamente, en este ámbito tan vital, emergiendo algunos rubros identificables de inversión, como lo relativo al desempeño de YPF, o a la presencia fideicomisos –algunos orientados hacia emprendimientos inmobiliarios en base a expediente pesificados-, sería interesante examinar la opción de un mecanismo de regularización patrimonial en sentido amplio, direccionado específicamente a los rubros de inversión como los apuntados, sin desmedro de otros destinos productivos. Es decir, incorporar a la economía formal, capitales que elijen emigrar o permanecer en dólares, incluso presionando sobre el llamado dólar blue. La idea es incorporar capital estéril al circuito, que sea funcional a retroalimentar el mercado interno y la generación de empleo..

En fin: culmina un año 2012 no exento de dificultades, pero, que en su parte final –y no sin vacilaciones- perfila un comportamiento algo más propicio. La esperanza es que este último rasgo sea ratificado y extendido durante 2013. También es verdad que, aun insinuándose un ciclo de negocios más animado, subsisten algunos aspectos problemáticos para los que se requiere empeño e inteligencia para su progresivo encauzamiento.

Etiquetas: , ,



Ir Arriba ↑
  • Twitter


  • Multimedia

    Navegador no compatible

  • Newsletter

    Reciba las novedades de Elias Soso en su casilla de correo.

  • 75º Aniversario Acuerdo Marco AER Alquileres Arturo Frondizi Calle San Luis CAME CCCA Centro de Rosario Centros Comerciales a Cielo Abierto Confederación Argentina de la Mediana Empresa Elías Soso EPE Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto Feriados Puente Homenaje a Elías Soso Ley de Abastecimiento Monumento a la Bandera Negocios Osvaldo Cornide Rosario Ventas Vicepresidente 1º
  • Archivo