Categorías
AER Rosario

A la industria y al comercio de Rosario no le cierra un paro general

paroagrario.jpg

La convocatoria de la Federación Agraria Argentina (FAA) a un paro general que sume a la industria, el comercio y los servicios no parece convencer en Rosario.

“A nosotros no nos acercaron ninguna propuesta ni nos llamaron para dialogar”, contó a punto biz Guillemo Moretti, vicepresidente de la Federación de Industriales de Santa Fe (Fisfe).

En la Asociación Empresaria de Rosario también se enteraron por la prensa. “A mi me sorprende que se hable de un tema tan serio, como un paro empresario, sin un sondeo previo a las entidades y con tantas indefiniciones, porque no se sabe bien si sería una jornada de protesta, un paro de una hora o un bocinazo”, le comentó a punto biz Elías Soso, presidente de la entidad mercantil.

En tanto, en la Federación Gremial –que conduce Roberto Paladini y que reúne a empresas comerciales e industriales– también prefieren apostar al diálogo y anunciaron que están elaborando un documento en el que le piden a las partes que se sienten a negociar, iniciativa a la que buscaran sumar al resto de las entidades.

El presidente de la FAA, Eduardo Buzzi, adelantó ayer la posibilidad de que la Comisión de Enlace convoque para el lunes a un paro total de actividades en las localidades del interior del país.

“El 25 de mayo en Rosario hubo más de 300.000 personas que dijeron ´basta´ a un modelo de país concentrado, y no eran solamente productores agropecuarios. Y son muchos más los que acompañan en cada provincia nuestro reclamo por un país federal. Por eso, estamos analizando invitar a todos a que se paren durante algunas horas las actividades el lunes”, resaltó.

Buzzi, que realizó estas declaraciones a Canal 3 antes de recorrer varios piquetes del sur santafesino, participó de asambleas en Santa Teresa, Socorro y Alcorta. Y hoy tiene previsto seguir la recorrida gremial por los puntos de concentración de los productores.

Las ciudades chicas, más calientes
Hay que aclarar que no se trata de una decisión tomada de la Mesa de Enlace. Anoche, en la Sociedad Rural estimaban posible sumarse, pero en Coninagro pusieron más reparos.

Es factible que en las localidades más chicas –donde, en rigor, ya es casi total el parate del comercio, los servicios y la industria (sobre todo la vinculada a la maquinaria agrícola)– tendrá éxito la convocatoria.

Es más, el comercio y la industria de Las Rosas acordaron ayer sumarse hoy a la protesta agropecuaria con un paro de actividades entre las 10 y las 12 del mediodía. También realizarán un tractorazo por las calles céntricas de la localidad y además está prevista la movilización de obreros de las fábricas que se dedican a la producción de equipos y máquinas para el agro.

Otro caso: en Armstrong, anoche los industriales comenzaron a analizar si se suman el lunes al lock out y el dato es que la propuesta surgió de los propios empresarios y fue el propio intendente Fernando Fischer quien convocó a una reunión para definir medidas conjuntas.

Pero se ve más difícil que se sumen las ciudades más grandes del interior, donde el parate de la actividad es más lento y la economía está más diversificada. Más aún, si la primera impresión en las entidades industriales y comerciales no fue demasiado buena. Y sin las ciudades grandes (Rosario, Santa Fe, Córdoba, Rafaela, La Plata, San Nicolás) a la medida de fuerza le faltaría impacto mediático y político.

Menos consenso en la dirigencia rosarina
La industria –hasta no hace mucho aliada al gobierno– está desligándose de la administración de Cristina, pero tampoco parece dispuesta a ponerse en la vereda de enfrente. De hecho, la solicitada de la UIA argumentando que no va a firmar ningún pacto del Bicentenrio o Social muestra esa distancia y, si se quiere, cierto respaldo al campo.

“El conflicto agropecuario es un conflicto sectorial. Y tomar una mediada como un lock out patronal es muy serio. Ni en tiempos del menemismo, donde la industria estuvo en knock out, se hizo un paro empresario. Sólo recuerdo una movida semejante al final de la época de Martínez de Hoz en el Ministerio de Economía”, recordó Moretti.

Incluso, hay sectores industriales que no se olvidan que el campo no mostró solidaridad a los metalúrgicos en la dura discusión que mantuvieron con la UOM por las paritarias salariales y que, puertas adentro, reconocen que perdieron. También recuerdan que no recibieron llamados de agradecimiento por haberse animado a plantar a Cristina al no firmar el pacto social sin el acompañamiento del agro.

Por el lado del comercio, Soso contó que ayer recibió muchos llamados de colegas instando a la entidad a no sumarse para no ahondar las diferencias. Los cueros orgánicos de la entidad se reúnen recién el martes para evaluar el apoyo a una medida de fuerza ajena al sector, si es que llega alguna convocatoria del campo.

“Es momento del consenso, no de seguir trenzando la cuerda”, dijo a tono personal Soso. “Se ve la caída de la actividad, la inflación nos preocupa y tenemos muchas críticas al gobierno, pero llegó la hora de sentarse a negociar, de parar la mano porque sino vamos hacia un callejón sin salida. No hay que tomar medidas que ahonden el enfrentamiento, hay que pensar cómo salir”, resaltó finalmente el dirigente empresario.

Fuente | Punto Biz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *