Categorías
Economía

Elías Soso: «La Ley de Abastecimiento trata de normalizar la relación económica de las grandes empresas con la sociedad»

Soso se refirió a la nueva Ley de Abastecimiento impulsada por el Gobierno Nacional, y remarcó que desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa: “no podemos enroscarnos juntos a quienes no quieren ninguna disposición legal que controle el precio de los monopolios y los oligopolios en la Argentina”. “Se trata de normalizar la relación de las empresas con la sociedad” argumentó.

elias-soso-ley-de-abastecimiento
[audio:http://www.eliassoso.com.ar/wp-content/uploads/2014/08/LT2-HOY-ES-SIEMPRE-TODAVIA-1842-JESUS-EMILIANO-ELIAS-SOSO-CAME.mp3]

EMILIANO: Esta en línea Elías Soso, que es Vicepresidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y es un hombre con una postura independiente interesante para escucharlo, Elías, mi nombre es Jesús Emiliano, Hoy es Siempre todavía por Radio 2, como le va?

SOSO: Bien, querido, bien! Como no voy a saber quién es Jesús Emiliano!.

EMILIANO: Bueno,

SOSO: Bueno, querido, sí.

EMILIANO: Hincha de quién Elías? Porque digo no sé.

SOSO: Yo soy vitalicio de la roja y negra.

EMILIANO: Ah!, Claro, es cierto, es cierto. Sí señor. Elías y qué lectura hace? Mañana vuelve el debate, estuvo muy metido en lo mediático también, es un tema fuerte y tiene que ver con la bendita Ley de Abastecimiento de esto hay algunas comparaciones.

SOSO: Mire, la ley de abastecimiento en realidad estaba, este, tenía existencia real, lo que pasa es que era inaplicable y no se aplicaba. Es como todas las leyes, no es cierto?, la costumbre la transforma en inútiles y esto fue lo que pasó. Inclusive tenía una disposición que establecía la cárcel, para los empresarios que nosotros en el año 74 peleamos como locos. Desde entonces, bueno yo hacía unos años que estaba en el gremialismo empresario, nosotros salimos a pelearla, porque nos parecía que era una barbaridad. Era la época en que Herbert creía que podía terminar la inflación con un decreto, por la ley o que con la ley se podían parar procesos económicos que son imparables, cierto?, porque la economía puede hacer cualquier cosa menos violar sus leyes.

EMILIANO: Claro era ya Perón no Campora, porque Helbert estuvo primero con Campora y continuó con Perón.

SOSO: Si, efectivamente, Helbert a nuestro juicio se equivocó rotundamente, en todas esas decisiones, bueno de todas maneras la ley estaba. Que pasa?, este Emiliano, digo lo que pasa es lo siguiente. Hay que segmentarse, en el análisis de esta ley. En primer lugar nosotros no podemos enroscarnos junto a los que no quieren ninguna disposición legal, que controle el precio de los monopolios, o los oligopolios, que en la Argentina pululan y se han hecho pingues negocios y han trasladado en sus casas matrices enormes cantidades de dinero. Yo para abreviar pero de todas maneras es importante, para que el que escucha más o menos interprete en qué consiste la ley. Nosotros decimos que a estos formadores de precio, hay que contestarles con un control, no al estilo como se le dice o se le imputa a la venezolana como para despreciar o devaluar lo que signifique una ley que racionalice la renta de las empresas. Porque no sé qué es lo que pasa en Venezuela, lo que si se es lo que pasa en estados unidos. La semana pasada un banco fue castigado con 16.500 millones de dólares, de multa por haber violado norma de respeto al consumidor.

EMILIANO: El Banco América, sí.

SOSO: Bueno entonces, no estoy mintiendo, no es una ciudad, no es una nación este, izquierdista, surda, no sé cómo le dicen, maldita en la participación del estado evidentemente está. Acá en la Argentina hay una sola empresa que controla la producción de chapa, por ejemplo. Una sola, la de polietileno, una que controla la producción de pet, que es un insumo básico para la industria plástica. Una empresa controla la producción de aluminio, una empresa controla el 80 % de los panificados, cuatro empresas controlan el cemento, dos controlan el 80 % de la leche, dos controlan el 60% de las galletitas, cuatro empresas controlan el mercado del azúcar, dos el mercado de gaseosa, cuatro el mercado de los productos de limpieza, tres se reparten el mercado de la cerveza, y 5 cadenas de supermercados a priori que hay muchísimas más no? Yo lo doy como referencia para que la gente del país vea de lo que se trata. Se trata de normalizar la relación económica de las empresas con la sociedad, para que, no que no ganen plata, sino que no hagan pingues negocios usurarios a costa de la economía argentina y del bolsillo de la gente. Estos tipos después al final se encuentran en el mundo financiero, y son dueños de los bancos también y nos ponen de interés las tasas más caras del mundo, y se llevan 16.000 millones de dólares de ganancia, en el primer tramo de este año, como se lo han llevado.

EMILIANO: Si hace, para seguir con los ejemplos, porque después esta la otra parte, hace, más o menos un años atrás Carrefour negocio en Francia a partir de su fortaleza, comprar el tomate un 2% más barato de lo que indicaba el estado, pero claro, lo vendía, al consumidor como al resto de las cadenas o sea, la diferencia de ganancia era mayor, y el estado francés, más allá de que hoy está bajo el marco de una izquierda socialista recontra moderada como la de Jolán y hoy encima con algunos inconvenientes porque acaba de renunciar su primer ministro Bals, el Catalán. Lo multó económicamente, una multa muy fuerte a Carrefour,

SOSO: Pero me animaría a decirle que esto fue, quien puede ser?, Maduro?, Chávez?, entonces, este, por favor, no confundamos a la gente, yo creo que desinformar a la gente es informarla mal. Decir la verdad de las cosas, esto no es, no se trata de un atropello. Por otro lado y dentro del marco de la misma ley, creemos que ahí hay que meter la mano del estado. Porque no podemos dejar librado al mercado porque nosotros en CAME, en la confederación Argentina de la mediana Empresa, somos partidarios de la participación de estado en la fijación de los lineamientos básicos del desarrollo económico nacional.

EMILIANO: Le pregunto Elías, y esto haciendo un sondeo, no sé si la gente está enojada con el actual gobierno o qué, pero estas cosas, que en el fondo terminan, si se cumplen, jugando a favor del hombre de a pie del consumidor del que tiene que ver que no alcanza, claro, pero por que no sale a defender esto?, lo que pasó también con precios cuidados?, Porque no hay una cola, reclamando que las cosas no se cumplen? Por ejemplo?

SOSO: Bueno yo creo que en el primer tramo quizá de lo que usted me acaba de decir, está el meollo. La gente está descontenta, hay determinadas situaciones de relación política del gobierno con determinado sector de la sociedad que ha generado rigideces, que se, están hipersensibilidades la piel de muchos argentinos, y cuando le hablo del gobierno a veces ni lo escuchan y se ponen en contra. En una actitud que me parece que no está bien, de cualquier manera, el gobierno también tiene sus culpas compartidas.

EMILIANO: Por ejemplo la presión impositiva?

SOSO: La presión impositiva en algunas respuestas políticas también que se dan, y porque no en las mismas formas de la relación porque muchas cosas que se han hecho bien muchas veces se dilapidan porque los voceros del gobierno no son, no digo carismáticos, sino que no dan la confiabilidad que el pueblo espera entonces la misma noticia, esa, después deformada por los interesados en que esto acontezca, los economistas a sueldo, para que, inclusive les pagamos para que vengan a dar conferencias, para que, no es que nos asombre, para que nos asuste y que nos generen estado de pánico que redunde en beneficio de lo que se llevan todo sin estar en la Argentina y fundamentalmente los sectores financieros y los factores del poder, y evidentemente también coadyuva en este cuadro general de desolación política la oposición, la oposición es el gobierno también, y como la oposición es gobierno? Con las propuestas, a mí no me gusta la oposición que dice que es lo que me pasa, porque para decirme lo que pasa esta Jesús Emiliano y están los periodistas de mi ciudad, a los cuales escucho y me dicen que es lo que está pasando, en la Argentina, que hay pobreza, hambre, marginalidad, miseria, enfermedades, inseguridad. Bueno, ahora yo digo, como se resuelve el tema? Ahí está la adultez de la oposición ausente, por supuesto, que no me dicen, me hablan del Frastraslafra que es el que hablaba por teléfono y no decía nada, que lo ponía nervioso al otro, no? y entonces eso es lo que nos está pasando también, es decir, hay una falta de templanza en las respuesta de la oposición que en lugar de ayudar a salir, han elegido el camino de decir, bueno, que les vaya como la mona, total en el 2015 llega, hay que advertirle a la oposición que en mi almanaque y en el suyo dice 2014, todavía, falta un año y pico para que empiece el problema de ellos que es el problema político del poder para el partido que gane, entonces este año y pico por responsabilidad, los políticos deben respondernos diciendo ahora, ya, ya que tienen la solución en sus manos, que nos digan cuales son los puntos, punto por punto que hay que hacer, como hacía Frondici, como hacia Frigerio, como nos enseñó Carballo, así se hace política señor, diciendo como va a resolver problemas nacionales, no deletrear lo que nos está pasando, perdóneme, no le estoy haciendo un discurso, estoy tratando de auto esclarecerme y de auto convencerme de que la Argentina adolece un severo problema de disciplina política, entonces esto nos pasa porque a uno lo asusta a otro lo preocupa, que va a pasar, el dólar de se va a 40 pesos, a donde se va a ir a 40 pesos? El país se ha desendeudado, no es una nota importante, la deuda externa tuvo problemas, bueno, como se arregló? Bueno, hay que arreglar este asunto, bueno, como se arregla? El gobierno ya ha dado una posición, que es con la cual coincido entonces lo demás si tienen otra, en buena hora, y si me convencen me pongo al lado de ellos a trabajar como loco para darle esa saluda que la Argentina necesita en este momento, que eso que están esperando enero para no entrar en el problema de la actualización de la deuda, es probable, y porque voy a pensar lo contrario? No, le meto palo en la rueda porque en octubre tengo que ganar las elecciones y llego al poder, en esas condiciones la Argentina se está manejando y eso es lo que a uno, como hombre, como ciudadano, le molesta sobre manera, usted me dice, que pasa con esta ley? Como nos van a meter, simultáneamente, ahora voy a ser anti k, como no van a meter en la ley a las pymes su las pymes somos transparentes, no somos formadores de precios, nosotros, si vos venís a mi negocio, venís a comprar tela para vaqueros, bueno, digo, esta cuesta tanto, no Soso, esto es caro, y podes comprarlo en otros 800, 900 mil negocios que hay en la Argentina, entonces si nosotros somos cristalinos, no somos acumuladores de stock, no vamos a especular porque no nos da nuestra condición de capital, yo explico esto con claridad, las pymes no tenemos poder para manejar el mercado de los precios, entonces no nos incluyan en una ley que ya nos metieron en el 74, que no sirvió, que la costumbre lo anulo, y ahora va a pasar lo mismo, entonces todo lo que signifique relación traumática con los ciudadanos, no debe ser aprobado, así que esperamos una actitud responsable de separarnos de este tema, sabiendo que coincidimos con que el mercado , que el mercado y la famosa mano del mercado, siempre es en contra de los intereses de la mayoría, va en detrimento de los intereses del más débil, así que el estado tiene que equilibrar las cargas, que para eso está, y estamos de acuerdo porque se sancione una ley, y esperemos que lo hagan con un debate limpio, claro, sin intereses mezquinos porque esto va en beneficio del bolsillo de la gente , y, simultáneamente, lógico, bueno, hay mil temas para tratar, este, Jesús, tenemos el tema de la forma en que se está, otra vez, desenganchando el dólar , eh, de una manera (no se comprende) difícil, yo no diría traumática pero si ya preocupante, el estado mantiene una estructura impositiva y fiscal, absolutamente pesada, para las pymes principalmente, que somos el 80% de la actividad económica nacional y le damos trabajo a más del 75 % de la gente, creo que hay que pensar en eso, porque simultáneamente a este tema, la tasa de intereses en un país que ahora el crédito no existe, sumada a los altísimos costos de alquileres, hace que sea inviable la acumulación de capital o la sobrevivencia de las pequeñas y medianas empresas, además de manera tal que el mapa fiscal que CAME denuncio en el día de hoy se acomoda a esta circunstancia, nosotros queremos que la opinión pública y los sectores consustanciados con el poder y que tienen la lapicera vayan pensando, porque lo que nosotros estamos haciendo es un aporte ya y ahora, no estamos haciendo un aporte con intereses políticos, en CAME hay gente de todas las fraccione políticas y nadie se pregunta de dónde viene. Lo que pasa es que tenemos coincidencias de intereses y eso es fundamental, decir lo que pensamos con objetividad, cuando decimos que hay uno que (no se comprende) gobierno, te dicen, ah este es menemista, en su momento, o si decimos, cuando decíamos que Menem había logrado una estabilidad interesante nos dijeron que era menemistas, al poco tiempo salimos a decir, lógicamente, bueno, pero con esto no alcanza, nos dijeron ahora ya están en la vereda de en frente, las dos cosas eran ciertas, estaba bien de estabilidad, y estaba mal no haberla acompañado de convenido de desarrollo económico y abandonar el estado el control general de la economía. Ahora pasa lo mismo, hay cosas bien y hay cosas mal.

EMILIANO: La polarización que hay, estimado Elías Soso, como siempre, interesante escucharlo y la vamos a seguir, gracias por atendernos.

SOSO: No al contrario, gracias por haberme prestado semejante espacio para poder explayarme porque a veces me hace bien sacarme de antro todas estas cosas.

EMILIANO: Muchas gracias, ahí cuando corte lo van a tratar de k y un toque de anti k así que…

SOSO: Ah! Eso seguro, pero sabe que pasa ya tengo 76 años, y tengo vigencia gremial empresaria de hace más de 50, chau.

EMILIANO: Me parece muy bien, un abrazo, Elías Soso vicepresidente de CAME vamos a volver al tema porque es apasionante, también desde el punto de vista ideológico.

Categorías
Economía

Elías Soso: “La situación económica actual perjudica la planificación”

Elías Soso sostuvo por LT10 que la inflación, la presión impositiva, la elevadísima tasa de interés y el costo de los alquileres complican la situación de las PYMES. “Nosotros le pedimos al Gobierno soluciones inmediatas y a la oposición, que nos comenten cuales son las soluciones que van a implementar”, remarcó.

Los feriados puente son un tormento
[audio:http://www.eliassoso.com.ar/wp-content/uploads/2014/08/elias-soso-tasas-de-interes.mp3]

En diálogo con LT10, Elías Soso, vicepresidente de CAME, expresó que “hicimos un estudio importantísimo y descubrimos que las causas del deterioro de las PYMES es la inflación, la presión impositiva, la elevadísima tasa de interés y el costo de los alquileres. Esto perjudica cualquier planificación. A este tema hay que tomarlo con pinzas y resolverlo”.

Además, Elías Soso agregó que “hay que controlar a los grandes monopolios y liberar a las PYMES de la presión asfixiante. CAME está haciendo un análisis objetivo de la situación economía nacional. La situación del país no es alarmante pero es preocupante. Nosotros apoyamos la ley de abastecimiento pero creemos que hay que segmentarla. En Estados Unión, un banco tuvo que pagar 16.500 millones dólares porque se pasó de la raya. Nosotros no somos extremistas, ni zurdos, estamos pretendiendo que se ordene un país capitalista normal”.

Finalmente, el vicepresidente de CAME remarcó que “yo desconozco los manejos de Argentina. Tenemos que comenzar a preocuparnos porque están cayendo las ventas. Nosotros le pedimos al Gobierno soluciones inmediatas y a la oposición, que nos comenten cuales son las soluciones que van a implementar. Para la política existe el 2015 pero para el pueblo todavía estamos en el 2014”.

Fuente: LT10

Categorías
Economía

Opinión Económica 2012/2013

Crecimiento de Argentina en 2013.
Sin apego a “vender humo”, estamos esperanzados en que el año 2013 presente una semblanza general mejor que la verificada durante 2012.

Varios resortes afectaron la economía durante 2012: los “ruidos” suscitados en el mercado de cambios a finales de 2011; la desaceleración de la actividad en Brasil, lo que nos influye; la sequía que se dio en el agro, con sus repercusiones; determinadas tensiones iniciales relativas a las medidas de intervención en las importaciones que depararon en el arranque cierta incertidumbre; la demora en el cierre de las paritarias.

Durante el segundo trimestre de 2012, la desaceleración se tornó clara. En el plano nacional, la política fiscal, con el respaldo del Banco Central, pegó un giro más contracíclico y ayudó a colocarle piso al aminoramiento del ritmo de actividad.

Ya en la segunda parte de 2012, fueron asomando signos, aunque de manera trabajosa y no sin altibajos, que despuntan la posibilidad de una mejoría. El propio consumo pareció tonificarse algo, y las ventas navideñas reflejarían en parte ese fenómeno.

De cara al 2013, en tanto pudiera afirmarse la economía brasileña, y contando con una situación mas airosa en lo que atañe al aporte de la soja y afines, el ciclo económico nacional tiene chances de levantarse, lo cual, asimismo, podría servir de aliciente para la inversión. De paso, con una mayor disponibilidad de divisas, se vería más facilitada la reacción del sector industrial. Es importante que todo esto redunde en una tonificación del mercado de trabajo.

Estamos conscientes de que “no todo son rosas”. Lo más probable es que ya no contemos con el crecimiento vertiginoso de años atrás. Además, observamos atentamente algunas presiones de orden costista que generan inquietud. Por ejemplo, los aumentos de impuestos y tasas en las jurisdicciones provinciales y municipales, los aumentos tarifarios en distintos servicios, y los mismos aumentos que de modo perentorio ya se han producido en las primas de las ART.

También pensamos en la conveniencia de avanzar hacia una mayor racionalidad en torno a la legítima puja distributiva. Esto, sabiendo que los salarios constituyen el bastión del consumo, clave para la expansión de la economía y del mercado interno. Pero, también hay involucrada una dimensión de costo que no puede escapar a una ponderación razonable de su incidencia, en especial en el caso de las PyMEs.

A su vez, preocupa el proceso de apreciación real del tipo de cambio, porque esta variable, sin conformar el único factor de competitividad, es, sí, una palanca básica crucial. Obviamente, no cabe por diversos motivos, una corrección súbita y fuerte. Las autoridades, por su lado, decidieron elevar el ritmo de las minidevaluaciones, haciéndose eco probablemente de cierta preocupación. Sería importante, entonces, examinar la posibilidad que, dentro de un armado más general, una aceleración algo mayor de aquél permita ir recuperando dosificadamente paridad real sin consecuencias irritantes.

Además, cuando más se afirmen las señales de mejoría, cierta incertidumbre aun operante en las expectativas empresarias, podría irse acotando, con beneficio para el esfuerzo inversor y para la propia consolidación de la mejora. Justamente, en este ámbito tan vital, emergiendo algunos rubros identificables de inversión, como lo relativo al desempeño de YPF, o a la presencia fideicomisos –algunos orientados hacia emprendimientos inmobiliarios en base a expediente pesificados-, sería interesante examinar la opción de un mecanismo de regularización patrimonial en sentido amplio, direccionado específicamente a los rubros de inversión como los apuntados, sin desmedro de otros destinos productivos. Es decir, incorporar a la economía formal, capitales que elijen emigrar o permanecer en dólares, incluso presionando sobre el llamado dólar blue. La idea es incorporar capital estéril al circuito, que sea funcional a retroalimentar el mercado interno y la generación de empleo..

En fin: culmina un año 2012 no exento de dificultades, pero, que en su parte final –y no sin vacilaciones- perfila un comportamiento algo más propicio. La esperanza es que este último rasgo sea ratificado y extendido durante 2013. También es verdad que, aun insinuándose un ciclo de negocios más animado, subsisten algunos aspectos problemáticos para los que se requiere empeño e inteligencia para su progresivo encauzamiento.

Categorías
Economía

2013: Un año de oportunidades

2013, un año de oportunidades.
El 2012 termina. Ha sido un año difícil, incluso para la Argentina. Pero el 2013 será mejor, tenemos varias razones para pensarlo y ser optimistas.

La economía mundial atraviesa desde hace ya cinco años una etapa de crisis sistémica, con alta incertidumbre y relativo estancamiento económico; una situación que sin dudas sería más decepcionante aún si no fuera por el aporte creciente de las economías emergentes, cuyo desempeño económico ha permitido compensar parcialmente la contracción de las economías mayormente desarrolladas.

Este cuadro, en sus trazos gruesos, continuará durante los próximos años, habida cuenta de que no se avizoran atisbos de solución en el corto y mediano plazo.

Pero si el 2012 se presentó como un año particularmente complicado, comparable con lo acontecido en 2009, el 2013 nos deparará, a nivel global, un escenario levemente superior. No para Europa, que seguirá estancada, o incluso se contraerá más; pero si para Estados Unidos y Japón.

La nota positiva la darán nuevamente las economías en desarrollo, algunas de ellas de especial importancia para nuestro País, por las relaciones comerciales que mantenemos con ellas, como es el caso de Brasil y China. Se espera que Brasil crezca en 2013 un 3,8%, gracias a políticas de estímulo al consumo y la inversión; y China, se espera que haga lo propio creciendo un 8%, una tasa inferior a la que nos tiene acostumbrados en las últimas décadas, pero alta en términos internacionales. Por otra parte, los precios de los commodities probablemente mantengan niveles elevados como los actuales, lo cual constituye un elemento adicional de optimismo por los beneficios que ello supone para nuestras exportaciones.

Así, si la economía mundial no colapsa y las economías centrales de Occidente no agudizan su crisis insistiendo en políticas de ajuste, tan ineficientes como contractivas, la economía internacional podrá crecer un 3% y los flujos comerciales alrededor de un 4,5%.

¿Y 2012 en la Argentina Qué?

Nuestra economía también tuvo un año difícil. En 2012 se desaceleró, bajando pronunciadamente su ritmo de crecimiento. Como era de esperar, no podía quedar ajena a los efectos contractivos de la crisis mundial, especialmente de la desaceleración de Brasil y su impacto sobre nuestras exportaciones manufactureras. Pero también sumamos condimentos autóctonos.

Después de un crecimiento económico inesperadamente elevado durante 2010 y 2011, las importaciones crecieron a un ritmo peligroso para nuestras cuentas externas, la importación de energía fue un ejemplo patente de aquello.

Paralelamente, la aceleración de la fuga de capitales, las crecientes remesas de utilidades por parte de las empresas extranjeras, y los compromisos de deuda externa que debíamos atender durante el corriente 2012, sembraron el temor de un regreso a la restricción externa de dólares que tanto daño nos hiciera en otras épocas de nuestra historia.

Para evitar un desenlace como el temido se inició un camino marcado por la aplicación de políticas de sustitución de importaciones y exportaciones, por la protección de la producción nacional, y por la recuperación definitiva de la soberanía monetaria. Estas políticas, aunque necesarias e imprescindibles, por su naturaleza requieren varios años para desenvolverse, y producen en la transición tensiones e ineficiencias.

Así, la concurrencia de factores externos e internos nos dejaron un 2012 que esquivó la crisis, pero también sacrificó buena parte del crecimiento que veníamos registrando.

¿Y en 2013? Con:

  • Las condiciones de borde internacionales que describimos más arriba;
  • Con el impacto positivo que generará la mejora en la cosecha agrícola,
  • Con la recuperación prevista de la demanda externa (especialmente de Brasil);
  • Sin problemas en corto plazo con nuestras cuentas externas (superávit comercial superior a los 10.000 millones de dólares, compromisos de deuda externa manejables, y regulada la fuga de capitales);
  • Y, fundamentalmente, con el impulso de la demanda interna de consumo e inversión, y la consiguiente expansión de nuestro mercado;

La economía nacional tiene que retomar la senda del crecimiento económico, en torno al 5% anual para el año que se avecina. ¿Esto resolverá todos nuestros problemas? Desde ya que no. Crecer no es lo mismo que desarrollarse; y en esta última materia tenemos camino por recorrer: mejor distribución del ingreso, reforma tributaria, infraestructura de transporte, mayor desarrollo y autosuficiencia energética, menor volatilidad de precios, menor concentración económica, mayor financiamiento para la producción y el empleo, etc.

Pero mucho hemos hecho, y volver a crecer con un escenario internacional crítico pero menos estancado, nos dará la posibilidad de continuar la senda del desarrollo económico con integración política y justicia social.

Categorías
Economía

No Volver al Pasado

No volver al pasado. Por Elías Soso.

En general, a esta altura de los acontecimientos, la mayoría de los analistas y observadores de la realidad mundial se encuentran convencidos de que estamos atravesando un período de transformaciones. Concretamente, asistimos a una profunda re-configuración de la correlación de fuerzas económicas y políticas a escala internacional; la región latinoamericana, en general, y la nación argentina, en particular, forman parte de estas transformaciones, y se ven afectadas por ellas: en consecuencia, deben comprender las reglas del juego en el que están inmersos, para así maximizar las potencialidades de su desarrollo.

Ese juego, el punto de vista económico, sigue siendo el mismo desde hace más de dos siglos: gana quien agrega valor y lo distribuye de acuerdo a criterios de autodeterminación económica, integración social y soberanía política; pierde aquella nación que desintegra sus cadenas de valor, resigna el crecimiento de su mercado interno y claudica en el desarrollo de los sectores productivos estratégicos.

Las economías emergentes lideran el crecimiento mundial, lo que constituye una gran noticia, porque permite, entre otras cosas, acortar la brecha que nos separa de las naciones más avanzadas, cuyos estándares de vida anhelamos. En la última década, las economías emergentes han crecido 6,5 veces más que las que conforman el Grupo de las 7 naciones más industrializadas; y si acortamos el período, circunscribiéndolo a lo acontecido desde 2007, cuando se desata la crisis internacional, la brecha asciende a más de 20 veces.

Mejor noticia aún significa constatar que Latinoamérica, desde el comienzo de la crisis global, ha crecido 12 veces más que las economías mayormente desarrolladas; y, dentro del cuadro regional, nuestra economía ha tenido uno de los más elevados desempeños, tanto cuantitativa como cualitativamente hablando. En una década nuestro país acumula, entre otros resultados, un crecimiento de su valor agregado mayor al 80%, una expansión industrial mayor al 100%, un crecimiento de las exportaciones que supera el 200%; al tiempo que ha podido crear más de 5 millones de puestos de trabajo y reducir la tasa de desempleo a menos del 8%, mejorando la distribución del ingreso, aunque tenemos un largo camino por recorrer hasta lograr una justa y equitativa distribución del ingreso.

Pero crecer no es un camino de hadas, en cuyo transcurso los problemas estructurales acumulados por décadas de des-desarrollo económico se resuelven espontáneamente. El crecimiento es una condición necesaria del desarrollo económico pero no la única. Para producir el desarrollo la fórmula es: crecimiento + justicia = desarrollo.

Resulta imprescindible tener presente que la consolidación y sostenimiento en el largo plazo de un sendero de crecimiento, obliga a prever y a resolver las tensiones que el mismo crecimiento genera. Tensiones como las que se vienen produciendo en argentina, en distintas materias económicas, como son la dependencia excesiva de importaciones con alto valor agregado, la restricción externa que finalmente acarrea esa dependencia, la estructura tributaria, la configuración de mercados básicos, las pujas distributivas, la competitividad de la economía, etc.

Un ejemplo (sólo uno) ilustra el carácter de nuestros desafíos, y la necesidad de abordarlos desde una óptica histórica general, económica, política, técnica e institucional: me refiero a la cuestión de la estructura tributaria y su necesaria adecuación a las exigencias del desarrollo.

Como ilustran Gustavo Ludmer y Mariana Benigni, de Sidbaires (www.sidbaires.org.ar), la estructura tributaria presenta importantes modificaciones de los últimos años; pero es imprescindible avanzar en transformaciones ulteriores, de forma tal que su composición exprese un financiamiento equitativo del gasto público.

Por ejemplo, el IVA ha dejado de ser un impuesto que solventa excesivamente los gastos del Estado y los derechos de exportación han pasado del 0,1% en los ’90, al 10,6% en los últimos tres años, aunque el impuesto a las ganancias se mantiene alrededor del 19%.

Por supuesto que la estructura tributaria se corresponde con el modelo que la sustenta. Es decir, que es un tema económico que requiere decisión política.

Nunca debemos olvidar que la fiebre del crecimiento es algo muy diferente a los reumas de la vejez, o la parálisis del estancamiento. De olvidar esta premisa, ponemos en juego el diagnóstico presente tan necesario para los desafíos del futuro. Y las tensiones y turbulencias que sufrimos no se solucionan sacrificando el crecimiento (como proponen arcaicos economistas), sino a través de transformaciones que permitan profundizarlo.

La incertidumbre es mucha y los desafíos son mayúsculos, pero el desarrollo económico con integración social nos impone quemar las naves y no volver al pasado.

Enlace | Publicado en el Diario La Capital de Rosario – 19/09/2012

Categorías
Economía

Expectativas Económicas (Rosario Express – Agosto de 2012)


Enlace | Expectativas Económicas

Categorías
Economía

Línea de créditos para la inversión productiva

Línea de créditos para la inversión productiva.
El directorio del Banco Central aprobó una nueva línea de financiamiento para inversiones productivas que deberán otorgar los bancos privados, con un piso cercano a los $15.000 millones.

Las entidades que concedan estos préstamos deberán establecer una tasa de interés fija, establecida en un máximo de la tasa Badlar promedio de junio, más 400 puntos básicos y a un plazo mínimo de tres años.

La tasa BADLAR promedio de junio se ubica en 11%, con los cual el interés para estos créditos rondaría el 15%.

La instrumentación de este nuevo instrumento de financiamiento permitirá aplicar, en lo inmediato, un piso cercano a los $15.000 millones para estimular la inversión de las empresas que operan en la Argentina.

En el comunicado, se indica que las entidades implicadas serán aquellas “que cuentan con más del 1% de los depósitos totales del sistema (Comunicación “A” 5106, Grupo A) y las entidades que operen como agentes financieros de las provincias”.

Todas ellas deberán destinar a esta nueva línea de crédito el 5% del saldo total de depósitos privados que posean al mes de junio último.

Las entidades alcanzadas por la nueva resolución deberán aplicar el 50% del monto a otorgar en créditos a empresas definidas como MiPyMEs, según la normativa vigente.

Asimismo, se especifica que los créditos deberán ser desembolsados antes del 31 de diciembre de 2012.

En este sentido, el texto precisa que “para aquellos proyectos de inversión de mayor complejidad en su evaluación e implementación, que requieran la realización de más de un desembolso, las entidades dispondrán de 6 meses adicionales, finalizando la ejecución de la línea el 30 de junio de 2013?.

En el caso de los créditos destinados exclusivamente a la adquisición de bienes de capital, deberán ser desembolsados antes del 31 de diciembre de 2012.

“La medida adoptada por el BCRA se inscribe en la política del Gobierno Nacional orientada a resguardar la producción y el empleo argentino frente al actual contexto internacional, que evidencia un aumento de los riesgos y la incertidumbre global, tal cual ha reconocido recientemente el Grupo de los 20 en su última cumbre”, dijo el comunicado.

En este mismo sentido, se destaca que la inversión productiva es la base fundamental del crecimiento económico que ha caracterizado a la economía argentina durante los últimos nueve años”.

La tasa de inversión de la Argentina llegó a niveles próximos al 25% del PIB durante 2011, valor que se ubicó entre los mayores de la región y en 7 puntos porcentuales por encima de los años ’90.

Para el BCRA, “continuar y profundizar esta etapa de crecimiento requiere generar los recursos para financiar nuevas inversiones, promoviendo la diversificación productiva, la incorporación de nuevas tecnologías y la mejora de la productividad de la economía”.

La decisión del directorio del Banco Central se fundamenta en la reciente modificación de la Carta Orgánica del BCRA, aprobada mediante la Ley N° 26.739, que amplió el mandato del organismo al definir que el BCRA “tiene por finalidad promover, en la medida de sus facultades y en el marco de las políticas establecidas por el gobierno nacional, la estabilidad monetaria, la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social”.

La Carta Orgánica señala, en su nueva redacción, que son atribuciones del Directorio de la entidad “regular las condiciones del crédito en términos de riesgo, plazos, tasas de interés, comisiones y cargos de cualquier naturaleza, así como orientar su destino por medio de exigencias de reservas, encajes diferenciales u otros medios apropiados”.

Asimismo, se dispone “establecer políticas diferenciadas orientadas a las pequeñas y medianas empresas y a las economías regionales”.

Esta nueva línea de crédito para la inversión de mediano y largo plazo tendrá efectos macroeconómicos relevantes al incentivar el financiamiento de la inversión, que permitirá ampliar la capacidad de producción interna, afirma el comunicado del Central.

A su juicio, “el sistema financiero en su conjunto está en condiciones de contribuir con este objetivo, tanto por sus adecuadas condiciones de liquidez como de rentabilidad y solvencia”.

El artículo 3º, inciso B, de la nueva Carta que regula la acción del ente monetario, contempla que el Banco Central podrá “regular la cantidad de dinero y las tasas de interés y regular y orientar el crédito”.

Descargar | Reglamentación de la Línea de créditos para la inversión productiva

Categorías
Economía

Elías Soso en Así Estamos


Elías Soso habla sobre la situación político-económica actual de la República Argentina, analizando los errores y las medidas acertadas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, relacionadas a la sustitución de importaciones y la no posibilidad de adquirir dólares.

Categorías
Economía

“Le pedimos a Nación que los feriados puente sean optativos y no nacionales”

Elías Soso habla sobre el pedido a la Nación de los feriados puente optativos.
[audio:feriados-largos-soso-02.mp3]

Tras el 5º feriado largo en lo que va del año, los comerciantes de Rosario hicieron su descargo por la baja en las ventas. Elías Soso, titular de la Asociación Empresaria de Rosario (AER), dialogó con Base de Datos (Meridiano, FM 107.1) y pidió que los feriados puente no sean obligatorios.

“Resolvimos pedirle al Ministro del Interior que modifique la estructura de la resolución para que el feriado puente sea optativo y no nacional”, explicó el empresario rosarino.

Para el titular de la AER, en estos días los negocios no trabajan en función a lo que deberían trabajar y los 2 M de personas que salieron no salen a comprar en los centros comerciales turísticos en ciudades que todavia no tienen el perfil defenitivo de una ciudad turística. “Rosario esta superándose, pero todavía le falta mucho para ser ciudad turística”, expresó.

Por último explicó que los mas damnificados con tantos feriados en lo que va del año resultan los negocios de barrios.

Fuente: Punto Biz

Categorías
Economía

«No veo que haya cerrado alguna fábrica con motivo de falta de insumos»

Elías Soso.
[audio:http://www.eliassoso.com.ar/wp-content/uploads/soso-cierre.mp3]
Desde la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came), y en acuerdo con la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, se abrió una línea directa para todos aquellos empresarios cuya producción peligrara a partir de las restricciones a las importaciones que impuso el gobierno nacional . La gestión que patrocina la Came tiene como objetivo facilitar y agilizar el ingreso de esas importaciones.

El vicepresidente primero de Came, Elías Soso, manifestó hoy al programa «La que se viene» de La Ocho que hasta el momento «ningún empresario» ha solicitado esa gestión.

«Hasta ahora ninguna empresa inició la gestión. Yo lo lamento porque si tienen problemas, que no lospoliticen. Los empresarios no podemos hacer política, tenemos que acompañar el proceso en favor de la industrialización nacional. Mira si a todos nos va como a la industria del calzado. De 23 millones de pares de calzado producidos en 2003 pasó a 130 millones por año, generando 20 mil puestos de trabajo», remarcó Soso.

¿Ud. cree que se trata de un problema real o es que se les está achicando el stock?, le preguntaron, a lo que Soso respondió: «Es probable que se estén dando las dos cosas. No conozco si es una cosa o la otra. Por ejemplo, muchos repuesteros me dijeron que les faltaban mercadería y que no podían trabajar. En los últimos días estuve conversando con algunos de ellos y me dijeron que el problema lo tienen más o menos resuelto».

«Yo no veo que haya cerrado alguna fábrica con motivo de la falta de insumos. Tampoco estoy promoviendo una gestión pro gobierno; estoy hablando de hechos objetivos. Soy dirigente de los empresarios, no de la política. Todos los cambios son traumáticos y más cuando vas a cambiar un modelo. De vendedor o prestador de servicios para romper la industria nacional, a querer ser un país industrial», remarcó Elías Soso.

Fuente: La Capital