Categorías
Eventos

La FELP presente en el Homenaje a Elías Soso en Rosario

FELP presente en el Homenaje a Elías Soso.
Ante un salón colmado por más de 1000 amigos y colegas, Soso adelantó que entre otras acciones, seguirá trabajando en la formación de nuevos dirigentes y representando a los empresarios rosarinos en la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El presidente de FEBA y vicepresidente de CAME, RAÚL LAMACCHIA condujo la ceremonia de entrega de presentes en nombre de OSVALDO CORNIDE y resaltó “Soso es un hombre que se destaca por su amplia predisposición para vincularse con el prójimo. Su visión nacional de los problemas argentinos lo convirtió, además de un querido amigo de todos, en un hombre referente del gremialismo empresario. Siempre proclive al afecto y a sólidos lazos de amistad, sin vueltas, supo hacerse querer manteniendo en alto sus convicciones ideológicas frente al mundo cambiante. Buscó continuamente propuestas que dieran respuesta a los reclamos de las Pymes con sentido nacional apuntando al desarrollo como herramienta de transformación. Nunca claudicó, quizás por aquello que de su nítida esencia emanan sus sólidas ideas, el crecimiento de los recursos estratégicos. Soso es un dirigente de CAME pero por sobre todo es un dirigente al servicio de la causa nacional, siempre defendió el mercado interno, la protección de los sectores claves de la economía y puso énfasis en el proyecto de nación”, aseguró el presidente de FEBA.

El gobernador ANTONIO BONFATTI participó delreconocimiento y remarcó que Soso “siempre ha sido un hombre comprometido con su ciudad y su país, y pregonó entre sus pares que la palabra empeñada es la que vale, haciendo honor de ello”.

Fuente: Grupo Primera Página

Categorías
AER Eventos

De la mano de Elías, Cristina

No faltó nadie. Y eso está claro que lo colmaba de emoción. En una noche histórica, el locuaz Elías Soso, presidente de la Asociación Empresaria desde la década del ’80, admitió al iniciar su discurso por los 75 años de la entidad, que como nunca le temblaron las piernas. No era para menos, en la cena de gala del City Center, lo miraban desde el escenario la Presidente Cristina Fernández de Kirchner, flanqueada por el Gobernador Hermes Binner y el intendente Miguel Lifschitz, Débora Giorgi, Ministra de la Producción (a quien Soso, siempre afilado, presentó como “señorita”), Osvaldo Cornide (presidente de CAME) y el diputado nacional por el FPV de Santa Fe, Agustín Rossi.

Para Soso, y los invitados presentes , que superaban el millar en el salón más importante podrán asegurarlo: por momentos parecía que no hubiera nadie más. Blanco de todas las miradas y todos los elogios de el veterano empresario local, la Presidenta fue su pareja soñada en una hipotética elección de reyes del carisma que valga sólo para la emblemática noche del City Center.

Fue la noche de Elías, como lo saludaban cariñosamente empresarios y amigos de todos los sectores. Hasta Binner se permitió un chascarrillo al decir que era “casi un presidente honorario, parte del inventario de la asociación”. Sería lo único remarcable del discurso del Gobernador, ya que habló aún menos que en el aniversario de la Bolsa de Comercio. Según trascendió, fue por la agenda presuntamente ajustada de la presidenta. Minutos más tarde sucedería lo contrario.

Fue la noche de Soso. Saludó casi uno a uno a los centenares de invitados que se acercaron. Charló con el intendente, secretarios, ministros provinciales, funcionarios nacionales con base en Rosario, y legisladores de diferente rango y sector político. Habló poco, pero muy emocionado. Nombró a una generación de empresarios activos, entre los que destacó a Federico Boglione y Roberto Paladini. “Una savia nueva” para la entidad, allá por los ‘80s. Despotricó, para deleite de la primera mandataria, contra los años negros de (el ex ministro de Hacienda José Alfredo) Martínez de Hoz en el que el “silbar gratificante” de la industria se comenzaba a apagar. Proceso que continuaría durante dos décadas más. Proceso que tiene su correlato actual, con el caso de Paraná Metal, sobre el que no se dijo ni una palabra. “Ese modelo, mereció enjundia”, sentenció Soso. Recorrió los “años de lucha por la Pyme”, junto a Osvaldo Cornide y llamó a que Argentina no dependa de las grandes potencias. Se alegró de que “casi todos seamos desarrollistas”. Y no paró de darle gracias a todos los presentes.

También fue la noche de Cristina. Entregó certificados de elegibilidad para dos empresas locales: Basso y Garro Fabril y se volcó a lo que mejor le cabe. Célebre por sus atributos para la oratoria, la Presidenta casi no respiró: hizo enrojecer a Lifschitz con un guiño de complicidad al recordarle el proyecto de los feriados nacionales, con el viejo pedido de que el 20 de junio sea inamovible, habló de datos de la marcha macroeconómica en la que volvió a mencionar las “tasas chinas” de crecimiento, el récord de reservas netas del Banco Central (51mil millones de dólares), el crecimiento del turismo “emisivo”, el alto porcentaje de turistas de Chile y Brasil entre los visitantes de turismo receptivo y se dio maña para pedir “buena onda”. AL criticar los pronósticos que hablaban de aumento alarmante de importaciones de trigo, carne, leche “y qué se yo cuantas cosas más”, la Presidenta bromeó al decir “imagínense, este crecimiento se da en medio de toda esta mala onda. Si pusiéramos buena onda, quién sabe dónde llegaríamos”. La respuesta buena onda no se hizo esperar: aplausos.

Tras romper todo código de ceremonial, la Presidenta no sólo se quedó a la cena. Cruzó el vallado VIP y se transformó en la pesadilla de todo custodio: empezó una recorrida titánica para saludar a los presentes, mesa por mesa. Ni lerdo ni perezoso, Soso la rescató y de la mano, como dos adolescentes, surcaron de izquierda a derecha todo el salón, envueltos en una maraña de comensales que los siguieron con lluvias de flashes de teléfonos y cámaras digitales de todo tipo y tamaño.

Los dos reyes de la noche. Ella, con indisimulable empatía por el hombre al que todos querían estrechar la mano, desde empresarios de la construcción, almaceneros, bancarios o supermercadistas. De Grupo Trascender o de Grupo Norte. Él enamorado de un modelo que sostiene, apunta al desarrollo de la industria y la fortaleza del mercado interno. Galante, le regaló su mundo por una noche. El trabajo de poco menos que toda una vida.

Color. Al toque de color lo dieron dos mujeres: la senadora nacional Roxana Latorre, incorporación definitiva al ala oficial, enfundada en un trajecito verde esmeralda, compartiendo mesa con el ministro de Gobierno Antonio Bonfatti, el de Obras Públicas, Hugo Storero y el de Producción, Juan José Bertero. La otra fue la desafortunada edila Laura Weskamp, del Pro. Llegó elegante como siempre, pero tarde. Y el asesor encargado de ubicarla transpiró cual maratonista hasta que le encontró lugar, en medio del discurso presidencial.

Los momentos «Kodak», no fueron pocos, pero sí cargados de nerviosismo. No hubo, en todo el recorrido de los asistentes, un solo control o detector de metales. Eso explica el nerviosismo de los guardaespaldas, que no sabían como proteger a la primera mandataria sin ser groseros con los cientos de empresarios (y empresarias) que querían la fotito con la presi. «Todos la critican pero después quieren la foto», protestó uno de ellos, cámara en mano. Típica. Otros, como el flamante embajador honorario de Umbria, Miguel Milano, se regodeó. Es la segunda foto que tiene con CFK. Todo un orgullo.

Fuente | ON24

Categorías
Eventos

Elías Soso fue invitado a la Reunión Mensual del Grupo Norte

elias-soso-grupo-norte

El Grupo Norte realizó su tradicional Reunión Mensual correspondiente al mes de Septiembre. La misma tuvo la suerte de contar con la presencia como invitado especial de Elías Soso, Presidente de la Asociación Empresaria de Rosario.

Los miembros del Grupo Norte, pudieron intercambiar opiniones de la actualidad empresaria con Elías Soso, donde el invitado expuso su visión de la actualidad empresaria rosarina; y su desarrollo en la región.

Al finalizar la reunión el Dr. Carlos Prestipino, junto al Ing. Lorenzo Fernández en representación del Grupo Norte, le hicieron entrega al Sr. Elías Soso de un diploma y un obsequio en gratitud por su presencia en la cena mensual del GN.

Fuente | Grupo Norte

Categorías
Eventos

“Fui hijo de inmigrantes, pero no quiero ser abuelo de inmigrantes”

elias-soso-011.jpg

El recinto del Concejo explotó el lunes al mediodía para aplaudir de pie a Elías Soso, quien fue reconocido como “Dirigente Gremial Empresario Distinguido de Rosario”. En el palco, Soso estuvo acompañado por su esposa, hijos y nietos. También tuvieron un lugar Ricardo Diab, un de sus más fieles seguidores y José Bereciartua, directivo de Confederación Argentina de la Mediana Empresa. Y en las gradas, que estuvieron a pleno, todos buscaron hacerse un lugar para acompañar al histórico militante empresario y actual presidente de la Asociación Empresaria de Rosario.

Entre otros, asistieron el presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Jorge Weskamp, el titular de la Federación de Industriales de Santa Fe, Carlos Capisano, el presidente de la Federación Gremial, Roberto Paladini, el vicepresidente de la UIA, Guillermo Moretti, el ex monseñor de Rosario, Eduardo Miras, el titular de la Asociación de Industriales Metalúrgicos, Miguel Conde, el directivo de la Unión Industrial de la ciudad de Santa Fe, Carlos Bertone, el titular del Enapro, Ángel Elías, el gerente de Idea Centro, Miguel Milano y Carlos Prestipino (Trascender), y Ariel Pendino. También asistieron los diputados nacionales Juan Sylvestre Begnis y Agustín Rossi, el diputado provincial, Luis Rubeo, el secretario de Obras Públicas, Omar Sabb.

Con la designación, que fue decisión unánime de los ediles, se reconoció el gran aporte de Soso al desarrollo de la región, la defensa de las pymes, la reivindicación del gremialismo empresario y el fuerte compromiso social.

Diab subió al estrado para hacer la presentación de su “amigo y compañero de ruta”. Luego de agradecerle todo lo que le enseño y apoyó, resaltó que “su estilo de conducción y liderazgo no está en los manuales, pero ya es un hito del que todos tenemos que aprender”.

También bromeó al recordarle su único fracaso. “Fallaste en la renovación”, bromeó al hacer referencia los años que lleva al frente de la Asociación Empresaria.

Cuando llegó el turno de su discurso, Soso –visiblemente emocionado y agradecido de su familiares, amigos y colegas– recordó sus primeros años “en la vieja militancia pintando paredes en apoyo a la UPRI y a Frondizi”, y destacó que “logramos traer a Rosario la escuela de Derecho, hoy facultad de Derecho”, de la cual fue su primer delegado estudiantil.

Soso relacionó su vocación de militancia gremial con ser hijo de inmigrantes “Mis viejos vinieron a la Argentina en busca de una mejor vida y sufriendo mucho el desarraigo. Ellos le devolvieron al país, que los recibió con brazos abiertos, con mucho trabajo y esfuerzo. Y yo, como hijo de inmigrantes, me resisto a ser padre o abuelo de inmigrantes y por eso me comprometo desde siempre a pelear por un sociedad mejor para todos”.

Soso aprovechó para destacar al ex monseñor Miras por su compromiso social. “En 2002, cuando el país estuvo al borde de la guerra civil, el salió a la calle y fue un gran componedor de la sociedad y un conciliador fundamental para evitar la catástrofe. Como hombre de Dios en la tierra, hizo lo que Dios hubiese hecho”, destacó y disparó un fuerte aplauso de la tribuna.

Finalmente, Soso alentó a que más gente se sume al compromiso de la militancia social. “No tenemos que bajar los brazos en la lucha contra la marginalidad y terminar con este flagelo”, resaltó.

elias-soso-03.jpg elias-soso-04.jpg elias-soso-05.jpg elias-soso-06.jpg elias-soso-07.jpg elias-soso-08.jpg elias-soso-09.jpg elias-soso-10.jpg

Fuente | Punto Biz

Categorías
CAME Eventos Nacionales

VII Foro Ciudad, Comercio y Turismo, 6 y 7 de diciembre

VII Foro Ciudad Comercio y Turismo

 

VII Foro Ciudad Comercio y Turismo