Categorías
Rosario

Elias Soso celebró el anuncio del gobierno nacional de restaurar el Monumento a la Bandera

restauracion-del-monumento-nacional-elias-soso-rosario

El gobierno nacional anunció el domingo 20 de junio que financiará la restauración integral y puesta en valor del Monumento a la Bandera, una obra que incluye la reparación de la fachada exterior y la concreción de un nuevo espacio, la Sala de las Provincias, entre otros aspectos.

La obra demandará una millonaria inversión cuyos números finales serán terminados de definir esta semana por los equipos técnicos de la Nación y la Municipalidad.

Se trata de un proyecto integral que viene fogoneando desde el año pasado la intendenta Mónica Fein y que encontró buena recepción en el gobierno kirchnerista.

Según detalló ayer el secretario de Planeamiento de la Municipalidad, Pablo Barese, la obra tiene distintos aspectos, “pero la idea es encararlos cuanto antes ya que el deseo del gobierno nacional es que esté concluida antes de que termine el mandato de la presidenta Cristina Fernández”, el próximo 10 de diciembre.

Barese detalló que entre los aspectos centrales del plan se encuentra la reparación y puesta en valor de todo el aspecto exterior del Monumento, es decir, las placas de mármol travertino que recubren gran parte del mismo. “Algunas están dañadas y directamente hay que reemplazarlas, y hay otras que pueden ser sometidas a un proceso de restauración”, indicó.

Uno de los trabajos principales a desarrollar es la concreción de la Sala de las Provincias, un espacio que ya está construido debajo del atrio, tal cual lo planificó el arquitecto Angel Guido (uno de los creadores del Monumento), pero que nunca se terminó de plasmar.

“Se trata de lograr un espacio en el que cada provincia tenga su representación, algo similar a lo que es la Sala de las Banderas de América, pero con las provincias de nuestro país”, detalló Barese.

En ese espacio es necesario además llevar adelante tareas de impermeabilización, mantenimiento y climatización.
Accesibilidad. El plan de restauración integral y puesta en valor del Monumento incluye además la concreción de obras de accesibilidad, como rampas para silla de ruedas que permitirán una normal circulación de personas con discapacidades motrices.

También está contemplado el reemplazo del motor del ascensor que lleva hasta la parte superior del edificio y el acondicionamiento de las escaleras y vías de escape en caso de emergencia.

El domingo, minutos antes de que comenzara el acto central al pie del Monumento, el subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Abel Fatala, terminó de definir algunos aspectos del plan junto a Barese. Ambos funcionarios se encontrarán esta semana en Buenos Aires para ultimar detalles de montos de inversión y modos de licitación.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came), Elías Soso, celebró la decisión del gobierno nacional de llevar adelante esta obra, por la que él personalmente tanto batalló. “Es una inmensa alegría saber que los ciudadanos comunes podemos contribuir de un modo u otro para obtener cosas necesarias para la ciudad. No siempre hay que pedir al Estado que haga solo las cosas, los ciudadanos podemos ayudar desde nuestros lugares”, destacó exultante el empresario.

Cabe destacar que Soso actuó de nexo con el gobierno nacional a pedido de la intendenta, y en la gestión también fue clave el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos. “El Monumento Nacional a la Bandera es nuestro lugar, por eso es nuestra responsabilidad cuidarlo, señaló Soso.
Se estima que las obras comenzarán en los próximos días.

Categorías
Rosario

Elías Soso en «Trayectorias que merecen ser reconocidas»


Elías Soso cuenta cómo se convirtió en uno de los personas más emblemáticas de la ciudad de Rosario en el programa «Trayectorias que merecen ser reconocidas» de Raúl Lanzavechia y Arturo Guntero.

Categorías
Rosario

Elías Soso: “Calle San Luis es una simbiosis maravillosa de distintas culturas”

Elías Soso y la calle San Luis de Rosario.
Ni Córdoba la lujosa, ni San Martín la portuaria, ni San Lorenzo la “bolsista”. En Rosario, la más democrática y popular de las calles es San Luis, atada desde el principio a la historia local y espejo exquisito del cruce de religiones y nacionalidades que armó como un rompecabezas las piezas originales de la Chicago argentina.

Testigo de la llegada de los grandes contingentes de inmigrantes y ejemplo único en su tipo de tolerancia y diversidad, esa franja horizontal que recorre el centro de este a oeste y que supo albergar a “turcos y judíos” funciona desde hace más de un siglo como el mejor sensor del humor económico de la ciudad. Entre vidrieras repletas, veredas ambulantes y ofertas de estación, la calle San Luis acompañó el crecimiento de Rosario desde sus orígenes portuarios y cerealeros hasta el esplendor de mediados de siglo, para sucumbir después bajo las botas con ruido neoliberal que estrujaron la economía con recetas librecambistas.

“La calle San Luis es el resultado de una historia y de una simbiosis maravillosa que nace cuando empiezan a caer a Rosario contingentes de inmigrantes árabes y judíos, muchos de ellos de habla árabe con origen sirio”, rememoró Elías Soso, máxima referencia de dirigente empresarial local y testigo privilegiado de la vida comercial regional.
El dirigente. El dirigente, que el próximo 3 de agosto cuando se cumplan tres décadas como presidente de la Asociación Empresaria de Rosario (AER) dejará la conducción de la entidad, fue un protagonista casi excluyente de la historia económica que recorrió esta arteria y su militancia como dirigente empresarial estuvo íntimamente ligada al conocimiento minucioso de la realidad de los comerciantes que la habitan.

La participación pública de Soso arrancó cuando a sus 28 años pisó por primera vez la sede de AER. Por eso, es imposible analizar la trayectoria del dirigente rosarino sin contemplar su origen como comerciante en esta calle tan emblemática como particular de la actividad empresaria local.

Además de las colectividades italianas y españolas, la inmigración árabe y hebrea aportó contingentes muy significativos a la conformación demográfica de la ciudad, con la peculiaridad de que a diferencia de otras nacionalidades, los “turcos” y los “rusos” no fueron a las colonias agrarias sino que se instalaron en el centro.

En el caso particular rosarino, las instituciones y los comercios se concentraron en un pequeño radio que tuvo eje en San Luis y Dorrego, pero que fue avanzando hacia el río y se extendió hacia otras calles. Esa estructura del espacio, que data de la época de creación de las asociaciones, se mantiene todavía hoy. “Los inmigrantes se empezaron a juntar de a poco a partir de principios de 1900 y hasta 1920, ahí es cuando se produjo el aluvión más grande, y la mayoría se asentó por Dorrego y San Luis, donde hoy está la marca artística en el piso que toma letras tanto del alfabeto árabe como del hebreo y que significa “hogar”, porque en eso se transformaba Rosario para esa gente, en un hogar al que venían a vivir y a trabajar”, reflexionó Soso.

Casi en simultáneo se construyó la sinagoga, la iglesia ortodoxa por calle Italia y la católica bizantina por Moreno.

“Las iglesias funcionaban como lugares donde los inmigrantes se juntaban, allí se reunían los paisanos para pasar sus fines de semana y para trabajar un poco también, resolver cosas y conversar”, muchos de ellos dueños de negocios asentados sobre San Luis, y otros tantos sobre Dorrego.

Mientras nacía en Estados Unidos, en 1929, la mayor crisis capitalista de la historia, Rosario veía como circulaban por sus calles las primeras líneas de ómnibus de transporte de pasajeros, al tiempo que la electricidad reemplazaba al gas definitivamente en el alumbrado público.

Ese mismo año abrió su comercio la familia Soso por calle Dorrego, una tienda de venta de tejidos que estaba “cerca de los Sauán y de los apellidos más representativos de ambas colectividades”.

“Para nosotros no existían los problemas de religión, eso quedaba muy lejos afortunadamente”, contó Soso.

LA EXPANSION. Con el correr de los años la calle fue creciendo y llegó hasta Paraguay, en lo que fue su primer tramo de crecimiento. “Por calle San Juan estaban los carreros que nos llevaban los paquetes al ferrocarril, porque acá estaba la estación de ómnibus central, adonde llegaban los ómnibus que venían desde afuera, y después con esos carros llevábamos los paquetes hasta la estación de trenes, tanto la Rosario Central como la Rosario Norte”, relató Soso.

La ciudad hervía y se movía al compás del desarrollo ferroviario. Dentro de ese cosmos, calle San Luis funcionaba como un universo aparte que concentraba en sus veredas y mostradores lo más puro del comercio: “Rosario en ese entonces era un enjambre de gente comprando que venía desde todas partes del país, desde el Chaco, Corrientes, Entre Ríos, del norte de Santa Fe, de Córdoba, y de la provincia de Buenos Aires”, recordó.

Los visitantes ocasionales buscaban en calle San Luis lo que no encontraban en otros lugares, los mayoristas en serio. “Los mayoristas eran mayoristas en serio, había mercadería en gran cantidad, algo que hoy es difícil de encontrar. Los negocios eran ampulosos, había grandes empresas que con el tiempo fueron perdiendo la fuerza que tenían antes en el rubro”, agregó el dirigente.

Ese mundo se regía por sus propias leyes y reglas, que seguían las normativas oficiales pero también se movían según las costumbres que los propios inmigrantes habían forjado entre ellos como forma de solidaridad y protección frente a la sociedad que los acogió. “En calle San Luis había un concepto muy extraordinario de la palabra empeñada. Por ejemplo, cuando llegaban los trenes desde el norte llegaban a una hora tardía de la noche, en esos servicios llegaban los del Chaco, que se bajaban de los trenes y se iban para calle San Luis. Entonces si vos tenías el negocio abierto, vos le ganabas de mano a todos los demás porque al otro día ya era tarde, ya habían comprado. A partir de esa situación todos los comerciantes se pusieron de acuerdo en un documento que todos firmaron, y que decía que auquel que no cumpliera con el cierre a las 20 horas, iba a ser repudiado de manera ejemplar”, recordó Soso.

“Yo pregunté que quería decir ser repudiado, y me contestaron que significaba que no podría jugar nunca más a las cartas con ellos, y que no le iban a hablar. Y eso se cumplía, y era un castigo terrible al que nadie quería quedar expuesto”.

Otros tiempos. La historia data de la década del 30. El lugar donde los paisanos se juntaban a jugar a las cartas era un café que estaba por la propia San Luis entre Italia y España. “Allí jugaban por unas chirolas, lo que estaba prohibido. Entonces ponían a algún chico en la puerta para mirar si venía la policia, y si aparecía alguno el chico tiraba una cuchara que hacía un ruido bárbaro y todos desaparecían. Todos se llevaban bien, y los negocios trabajaban bien”. “La palabra empeñada se cumplía. También es verdad que se conocían todos, se encontraban permanentemente porque todos vivían allí, iban a la misma iglesia, al mismo bar, casi todos tenían incluso una relacion de parentezco, y por suerte el tema religioso nunca fue una diferencia, hasta los chicos íbamos todos a la misma escuela”.

Después, la calle y sus tiendas siguieron creciendo hacia el este, para llegar hasta Corrientes. Con los años el empuje hacia esa zona se fue haciendo cada vez más fuerte, y era la propia presión de los negocios la que llevaba todo para allá.

Según Soso, la dirección de la expansión —hacia el río— fue porque hacia el otro lado, o sea hacia Oroño, estaba la Asistencia Pública y las propiedades ya estaban construidas. “Las relaciones eran casi familiares, y todos se ayudaban entre ellos. Después todo creció, se occidentalizó, de cierta manera se volvió más anónimo. El tema de la solidaridad entre paisanos fue desapareciendo a medida que la sociedad crecía mas y mas, y los capitales también”, explicó el dirigente empresarial.

Según relató Soso, la cultura del trabajo era una constante: “la zona más abnegada al trabajo estaba en la calle San Luis, ahí laburábamos todos, si tu viejo tenía que darle trabajo al hijo se lo daba a la pariente de la otra cuadra para acostumbrarlo al trabajo, era una escuela del esfuerzo, pero no de la gran renta, ya que no fue rentística. Las enormes fortunas se hicieron en otros ámbitos de trabajo, en los fierros, en la construcción, en lo financiero, acá se hizo plata pero no fortunas arrolladoras”.•

Elías Soso y la calle San Luis de Rosario.

Fuente: La Capital

Categorías
CAME

Comerciantes piden que los feriados puente sean optativos

Feriados largos puente en Rosario.
[audio:feriados-largos-soso.mp3]

Los feriados puente también tienen su lado B. Aunque el turismo interno se dispara y gran cantidad de argentinos se hacen una mini escapada cuando llega el fin de semana largo, para los comerciantes el fenómeno no trae aparejado resultados tan positivos. En contacto con Radiópolis de Radio 2, Elías Soso expresó que «está de acuerdo con la reactivación del turismo pero que las ventas bajan y hay que hacer algo».

En este sentido, el titular de la asociación empresaria de Rosario se hizo eco de un reclamo nacional y pidió que se analice que los feriados puente sean optativos.

«Sabemos que es una ciudad con tendencia a transformarse en una ciudad atractiva para los visitantes. Viene gente de Buenos Aires a quedarse los fines de semana, pero desde el punto de vista comercial los feriados largos han perjudicado a los comercios», expresó.

En este sentido, volvió a pedir que los feriados puente –los días que conectan un fin de semana con un feriado– se puedan mantener abiertos a la opción de trabajarlos.

«No estamos en contra del turismo, pero tenemos que responder a los comerciantes que reclaman la disminución de ventas por los pocos días laborables en el mes», dijo.

Pero el reclamo no es solamente rosarino. En marzo pasado la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) le presentó un pedido al ministro del Interior, Florencio Randazzo, para que los feriados puente sean considerados como días no laborables, en lugar de ser feriados obligatorios. El argumento para justificar ese pedido es que si bien se advierte un aumento de las ventas en las ciudades turísticas, el perjuicio de los comerciantes en las principales zonas urbanas es muy significativo.

El pedido puntual es que a los comerciantes se les permita abrir sus negocios en los feriados puente. “Al ser optativo y no obligatorio el cierre de los locales, los pequeños y medianos comercios tendrán la posibilidad de abrir sus puertas, algo que no pueden hacer si el feriado es obligatorio”, explicó Soso.

También reclaman que el próximo 24 de diciembre (que cae lunes) no sea tomado como feriado puente (para sumar 48 horas de asueto con el feriado de Navidad) ya que es uno de los días de más ventas para los comerciantes de todo el país.

Seguridad en el centro
En tanto, consultado acerca de las denuncias de inseguridad de los comerciantes del centro, Soso expresó que hay «una línea directa con las autoridades provinciales para dar cuenta cuando falte la policía en la zona».

«Además, habrá cámaras de la ciudad en los lugares estratégicos. Ya se demostró que en la zona de la terminal bajó entre un 30 y un 40% el delito por las cámaras y aspiramos a eso si se pone en práctica, aunque sea para disuadir», señaló.

Fuente: Rosario3.com

Categorías
AER

Tras una seguidilla de cortes, la EPE anunció obras en la red de baja tensión


La puesta en marcha de un plan de obras de renovación de la red de baja tensión para el centro de la ciudad fue el compromiso que el director de la Empresa Provincial de Energía (EPE), Daniel Cantalejo, asumió ayer tras reunirse con el titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Elías Soso. Se trata de una inversión de entre 40 y 60 millones de pesos, se pondrá en marcha en los primeros meses del 2012 y en esa primera etapa abarcará entre 20 y 30 manzanas de la ciudad.

Para Soso, «la reunión fue muy positiva», aunque aclaró: «Vamos a hacer el seguimiento y el control de que esas obras se hagan, y le pediremos al gobernador (Antonio) Bonfatti que se aceleren los tiempos al máximo posible».

El reclamo de los empresarios se planteó días atrás, luego de que se produjeran cortes de energía en diferentes puntos del centro que las autoridades de la empresa atribuyeron «al aumento de la actividad comercial por el fin de año».

En ese marco, Soso había exigido una «solución definitiva» y había planteado que «de ser necesario, la provincia debe endeudarse para hacer las inversiones necesarias».

Obras. El director de la EPE reconoció la existencia de «problemas puntuales» y señaló que la situación más crítica está «en la red de baja tensión del centro de la ciudad, que será un desafío para el año próximo».

En ese punto, señaló que en 2012 comenzará un plan de renovación en el sector delimitado por Oroño, Pellegrini y el río.

«Se trabajará en unas 20 o 30 manzanas, lo que implica una inversión de unos 60 millones de pesos anuales que forman parte del plan plurianual de recambio en la red de baja tensión que se llevará adelante en los próximos cuatro años», detalló Cantalejo.

Además, el funcionario indicó que «es un trabajo de gran complejidad, porque se trata de la conexión de cada uno de los domicilios y se iniciará en los puntos que tengan mayor problemas de servicio».

Soso, en tanto, se mostró «conforme» con la respuesta, pero prometió estar «sobre el tema. Vamos a hacer un seguimiento y control para que las obras efectivamente se hagan, y se intentará a través del gobernador ampliar el ritmo de las inversiones».

Ante el reclamo sobre los cortes de los últimos días, Cantalejo insistió en que se trata de problemas puntuales y recordó que «hay inconvenientes que años anteriores teníamos y ahora no existen».

Puntualizó también que mientras que en 2010 existía un promedio de 13 fallas diarias en media tensión, ahora el número no supera las tres. «Esa situación mejoró, incluso cuando en los últimos cuatro años se sumaron a la red 1.100 edificios y 1.400 comercios», detalló.

Además, hizo hincapié que Rosario tenía 8 estaciones transformadoras, cuando actualmente hay 12, y puso como ejemplo la situación de la planta potabilizadora de Aguas Santafesinas SA (Assa). «Ese era un punto problemático, que se quedaba sin servicio y eso actualmente no pasa porque se renovó Sorrento y también se le brinda energía desde la estación Scalabrini Ortiz», comentó.

Respecto del reclamo de los empresarios de realizar las inversiones a través de créditos, el titular de la empresa explicó que «esa alternativa se utiliza para grandes inversiones puntuales, como son el caso de una nueva estación transformadora en Timbúes, para la cual se solicitó un crédito al Banco Nación de unos 100 millones de pesos, y de otra nueva estación para la zona sur de la ciudad, en San Martín al 4800, que demandará un monto de 80 millones de pesos».

Fuente: La Capital

Categorías
Economía

Descuentos en tarjetas de crédito

Quiero hacer público desde el punto de vista personal y sin que implique un compromiso institucional lo que pienso sobre el funcionamiento actual de las tarjetas de crédito que naturalmente tienen un lado altamente positivo porque con su sistema han generado el sostenimiento de un ritmo de ventas creciente. Sin embargo, lo que llama la atención es por qué en un sitio determinado con tarjeta hacen descuentos especiales y por el contrario con el efectivo en la mano no lo hacen de la misma manera. Creo que es algo que está dando la imagen de una moneda creada por el sistema financiero que tiene más valor que la plata. Además, es una desigualdad evidente ante la ley por parte del consumidor. Es decir, si uno no quiere usar tarjeta ¿por qué con efectivo no se le hace el mismo descuento? ¿No será que los bancos pagan esa diferencia? Y si lo hacen ¿por qué no extenderlo a todos los comercios?

Categorías
AER

Pacho O’ Donnell en la Asociación Empresaria de Rosario

Categorías
Rosario

Pedirán que los locales vacíos por los altos alquileres paguen una sobretasa

alquiler-local-cya-rosario

La Asociación Empresaria de Rosario (AER) elevará la semana próxima una nota al Concejo Municipal en la que propondrá cobrar una tasa general de inmuebles (TGI) más cara a los titulares de locales actualmente en estado ocioso por el elevado costo de sus alquileres. El objetivo de la iniciativa es reimpulsar el mercado inmobiliario y evitar la “desertización” de puntos clave de la ciudad.

“Pediremos que evalúen la posibilidad de cobrar una sobretasa a todos los comercios desocupados de la ciudad”, sintetizó a La Capital el presidente de la AER, Elías Soso, quien aseguró haber discutido la propuesta con varios de sus pares. Por eso destacó: “En el fondo, incluso los que son propietarios, nadie quiere la desertización de locales”.

Soso ya había activado la alarma frente a grandes superficies comerciales ubicadas en las peatonales Córdoba y San Martín que actualmente están vacías. Y, sobre todo, por el riesgo de que pasen años desocupadas.

“Estamos defendiendo los intereses de la ciudad y queremos frenar el deterioro que le están causando a la sociedad”, advirtió Soso acerca de la propuesta aún en preparación.

Es que, a su entender, además del cobro de la TGI “un local alquilado implica el pago del derecho de registro e inspección (Drei) al municipio y de ingresos brutos a la provincia”.

Para el dirigente, el objetivo es doble: racionalizar los altos alquileres (“40 ó 50 mil pesos, en algunos casos”) para que los inquilinos los puedan pagar y, al mismo tiempo, garantizar “las personalidades” del centro y los barrios rosarinos. “Que no se repita el estado de abandono registrado en calle Santa Fe”, ejemplificó.

Si bien la apuesta es “reimpulsar el negocio inmobiliario”, Soso insistió en que el reclamo del cobro de la sobretasa (cuyo alcance todavía es debatido por la AER) debe apuntar a “aquellos que se encaprichan en alquilar buscando a cambio algo que, en la actualidad, el mercado no les puede dar”.

Al respecto, las inmobiliarias parecen confiar en que la reactivación del primer semestre de 2010, y el consiguiente efecto ascendente en la actividad comercial, desemboque en una ocupación plena de los locales en las peatonales, considerados estratégicos.

A fin de sustentar su iniciativa, Soso tomó como caso testigo un sondeo a comerciantes del Paseo del Siglo.

Fue entonces cuando el dirigente advirtió que, “pese a estar vendiendo bien, con el aumento de los alquileres la rentabilidad cae, algo que también termina impactando a nivel inflacionario (precios)”.

Retrucó, de ese modo, el argumento de las inmobiliarias a la hora de justificar los precios solicitados por los alquileres de locales: que son coherentes con la facturación de los negocios.

Si bien el empresario no lo mencionó, en Rosario los propietarios de terrenos baldíos vienen pagando una sobretasa dispuesta por el municipio para persuadirlos a que construyan y no dejen espacios ociosos.

En la mira. Soso había apuntado en su momento al local de 4 mil metros cuadrados ubicado en Córdoba 1130 que, hasta hace un año, perteneció a la firma holandesa C&A y al emplazado en la esquina donde funcionó Aguas Santafesinas SA (Assa) hasta febrero pasado, en San Martín y San Juan.

Para el primer caso, el dirigente fogonea una movida asociativa destinada a rescatar el local de tres plantas donde funcionó C&A (reeditando el paseo de compras que funcionó en ese lugar en 1993) mediante un centro de compras tipo outlet o de segundas marcas y con impronta “más popular”.

Fuente | La Capital

Categorías
Economía

Elías Soso: notable crecimiento de las ventas navideñas

ventas-navidad-rosario

Las ventas navideñas han ido creciendo con referencia al año pasado de una manera notoria. Fue ocurriendo en forma paulatina, salvo esta semana que hubo una explosión principalmente en los rubros jugueterías, regalerías, perfumerías e indumentaria”, declaró Elías Soso, presidente de la Asociación Empresaria de Rosario.

Según manifestó, ha habido una demanda creciente y se superaron largamente las expectativas, que ya eran optimistas, con respecto al año pasado.

Para Soso, una de las principales causas del aumento en las ventas se relaciona con el dinero que otorgó el Estado a algunos sectores. “Evidentemente ha tenido una influencia decisiva el aumento de 350 pesos de adicional para los jubilados, más la asignación universal por hijo, que en esta región tiene una injerencia notable”.

Otro de los rubros que registró una fuerte demanda fue el de bebidas y comestibles. Si bien aún no están disponibles los guarismos nacionales, desde la Asociación Empresaria estiman que el crecimiento de las ventas en la Argentina supera el 20 ó 25 por ciento en comparación con el año pasado.

En el caso de los electrodomésticos, el flujo se ha concentrado en las cadenas internacionales que ofrecen grandes ofertas. “En ese rubro no tenemos datos de crecimiento impactante, porque los grandes descuentos y la venta con tarjetas de crédito a plazo ha capitalizado la venta de esos productos. De cualquier manera estamos satisfechos con la performance del sector comercial en general en estos días”, señaló Soso.

Consultado acerca de si se registró una mayor apertura de locales comerciales durante el mes de diciembre por la llegada de las fiestas, el empresario señaló: “En vísperas de Navidad y Año Nuevo muchos se apuran a abrir en las condiciones que sea, a veces sin contar con el stock suficiente. Claro que estos negocios luego tienen hasta el mes de marzo para reacomodarse y empezar a vender en la temporada otoño – invierno”.

Con respecto a este tema, Soso estimó que el año que viene, con el crecimiento de las ventas, es probable que las principales arterias comerciales tengan sus locales completamente alquilados. Además, manifestó su deseo de que se recuperen los niveles de 2006 y 2007.

Fuente | Impulso Negocios

Categorías
Rosario

Comerciantes aseguran que repuntó la venta de electrodomésticos, ropa y calzado

electrodomesticos-rosario

El titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Elías Soso, expresó hoy su optimismo por el repunte en las ventas en los rubros de electrodomésticos, indumentaria y calzado y aseguró que si el ritmo se mantiene se salvará la temporada.

«Acá se están dando algunos ingredientes extraeconómicos, porque yo sostengo que la plata siempre estuvo. Argentina no vive una crisis, la gente compró dólares en lugar de comprar heladeras y lavarropas. Hay otros factores. El cambio climático repercutió de manera posititva en la venta de varios rubros. En los electrodomésticos todo lo vinculado con la calefación, en el rubro indumentaria de abrigo y también en el calzado. Se nota una mayor movilidad en la gente desde los últimos días de mayo donde se notó una tendendcia al incremento de la demanda. Y esto se acentuó en esta semana. Recién habalaba con mayoristas de ropa de Buenos Aires y ellos notan que ha crecido la demanda. Están contentos porque si esto sigue vamos a salvar la temporada», indicó Soso en diálogo con este medio.

«Todo indica, a mi juicio y según la tendencia, que se va a quebrar la línea de caída de ventas de los últimos 9 meses. Cómo mínimo se va a igualar o empezará a repuntar. No nos olvidemos que el conflicto con el campo generó un gran parate. Lo que no puedo es hablar es de porcentajes, sería un disparate», indicó.

Al ser consultado sobre si se habían producido grandes aumentos en los rubros citados, el titular de la Asociación Empresaria indicó que «los precios han acompañnado el ritmo de la inflació real de la Argentina, diría que un poco menos. Los artículos de marca están haciendo bonificaciones importantes. Salvo el producto que sale de moda, tanto en calzado como en indumentaria, ese sí sigue el ritmo inflacionario. El resto de los artículos de stock y clásicos diría que han aumentado por debajo del incremento de los precios reales».

«Aquí hay un problema -abundó el dirigente-. La caída de las ventas ha generado un atraso . La tasa de interés es altísima, el descubierto cuesta un perú. Entonces se ha optado por seguir vendiendo a buen precio. La competencia es despiadada. Entonces esa medida se tomó para reunir unos pesos para poder pagar».

Cuando se le preguntó si era optimista con relaciòn a que la tendencia se mantuviera, Soso graficó que «yo soy un optimisma nato. Lamentablemente a veces me toman por un desprevenido incauto o cándido. Pero me gustaría que recuerden mis declaraciones de noviembre del año pasado cuando, contra las teorías de los economistas -a los cuales les pagamos para que nos asusten- y yo, ignorante en economía, decía que como esta crisis internacional afectaba a los ricos, la iban a resolver. Cosa que se está notando. Acá no hubo coletazos espectaculares. La gente, por miedo, se refugió en el dólar. Sumado a eso el descrédito en la clase política, tanto opositora como del gobierno, generó mayor desconfianza. Pero, por ejemplo, el hecho de la compra de Mahle es un hecho positivo. Yo decía que la crisis internacional al país le iba a tocar de soslyayo. De no haber tenido la crisis del campo, no nos hubiéramos dado cuenta de lo que estaba pasando. Si esta tendencia se mantiene, si las elecciones pasan en paz y el problema político se resuelve en la Argentina, vamos a retomar el camino del crecimiento. A pesar de nuestra clase política e incluyo a todos. Al gobierno que no escucha y a la oposición que no propone».

Fuente | La Capital